.

.
.'Living for Today' contiene boys love fics sobre Tegomass y NEWS .+No copiar o distribuir+ . .

.

Fiction Index
.

.

.{link love}.

.{nice thoughts}.


.

.

.{bNd & JE-dir}.


brand News day



.

.{dreamy colors}.


Radiance~ Masuda Takahisa fanlisting

Shei~

Sato~

Sato~

Pao-chan~

Yuzuki

Rubi
Maggie-chan

Ayumi-chan

Ma&Su


Pasiones


kely&hinata

kely&hinata

brand News day



TKA Subbers

Teppen mezase





Sweet Emotion

Ai no Tegomass

Stef del mal

Yuuki fics

Tenma



sushirabu

chibijapan

lemonfics

Karito♥







koi no ice cream

cookies and cream

Radiance~ Masuda Takahisa fanlisting



DBSK & SNSD





Eri-chan

Bel-chan
.

.{little artist}.


Massu kawai living for today blog

meli~ living for today

.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Es lindo, pero no lo entiendo [One-shot]

título: Es lindo, pero no lo entiendo
autor: meli-sq
pareja: masuda/tegoshi
tipo: one-shot (pg-13)
argumento: Para convertirse en una estrella internacional, su manager lo obliga a componer una canción junto a un reconocido extranjero japonés. A pesar de no ser de su agrado, Tegoshi intenta aceptar esta proposición hasta que se da cuenta que en verdad no hay manera de que el cantante y él se entiendan.


nota: Hace un tiempo pedí un drabble con un concepto parecido. Puesto que durante la espera a mi se me ocurrieron muchas cosas con el mismo tema, le hablé a Hika para escribir esto y es así como les dejo este fallido fic por navidad. Espero me disculpen por el sin sentido xD.



“Puesto que soy uno de los mejores agentes de la historia y que gracias a mi has logrado aumentar tu popularidad significativamente estos dos años, he decidido que es hora de dar el gran paso.”

Aunque esa fue la declaración más seria que le había dado el prodigioso Dai-kun, Tegoshi no terminaba de confiar en sus palabras. Convertirse en una estrella internacional se oía bien, pero hacerlo con la ayuda de extranjeros simplemente ya no sonaba a su estilo. Después de haber perfeccionado su voz y de haber luchado durante tanto tiempo como solista, él no entendía porque su agente sentía que la presencia de una celebridad extranjera era necesaria.

“Fue cosa del destino” admitido el susodicho cuando Tegoshi le preguntó. “Me encontré con este sujeto en uno de mis viajes por Asia y casualmente compartía mi misma ocupación y ambiciones. Mientras conversábamos nos dimos cuenta que no había mejor manera de promocionarnos internacionalmente que juntando a nuestras dos grandes estrellas para hacer un increíble debut grupal.” Tegoshi aún pronunciaba un puchero con los labios al recordarlo. “Lo recogerás del aeropuerto mañana temprano para que comiencen a conocerse y se vuelvan amigos. Cuando lo veas lo reconocerás de inmediato y para hacer esto más familiar y agradable también decidí que se hospedará en tu casa.”

Ni siquiera le había preguntado si aceptaba, pero al parecer no tenía otra opción, así que ahí estaba: parado, de brazos cruzados y esperando a que el tipo ése apareciera. El imbécil de su agente ni siquiera le había dado el nombre del sujeto, ¡¿cómo rayos iba a encontrarlo?! Ya había estado esperando como quince minutos y él era una persona ocupada, no estaba dispuesto a esperar al chico asiático de por vida. Empezó a marcar el teléfono de Dai-kun cuando sintió un leve golpecito en su hombro y volteó.
No sabía qué clase de expectativas tenía sobre esa persona, pero el aspecto de este muchacho definitivamente no era algo que cualquiera se esperase y se preguntó si alguien como él de verdad podía ser una estrella.

Probablemente la mirada que le estaba dedicando y el completo silencio que los rodeaba era bastante incómodo para el extranjero que inmediatamente retiró esa mano de su hombro y agachó la cabeza en signo de cortesía. Por un momento, Tegoshi sintió lástima por él, que no tenía la culpa de nada y ya lo estaba haciendo sentir mal, pero por otro lado no. Si lo estaban obligando a hacer un dueto con alguien, él tenía que ser el líder y era mejor si dejaba eso en claro desde un principio. Las primeras impresiones lo son todo.

“Hola” dijo seriamente para que el otro muchacho levantara el rostro.

No sólo su vestimenta y aspecto eran raros, sino también su actitud. Una vez que sus ojos se volvieron a encontrar, el chico pareció confundido unos segundos antes de devolver el saludo con torpeza y algo de vergüenza “Ho- hola”

“Aunque no luces como uno, supongo que tú eres el cantante japonés del que mi agente estuvo hablando” Tegoshi observó sin mucho interés su figura antes de percatarse del gran número de paquetes, bolsos y maletines que le pertenecían. “De acuerdo… eso si es típico de una celebridad” Se dijo a sí mismo en voz baja con un tono de cansancio antes de sostener un par de bolsos en sus manos y hacer un gesto con la cabeza para que el otro chico lo siguiera al auto. Se quedó muy sorprendido cuando luego vio como el muchacho, a pesar de no ser demasiado alto y tener esa cara de bebé, cargaba todo el resto de paquetes en sus dos brazos y sin molestia alguna. Cada vez la situación se volvía más extraña, pero él no debía dejarse intimidar.

Durante el camino a casa y para no ser una distracción, el extranjero se dedicó a mirar el paisaje a través de la ventana. Algo pareció captar su atención y empezó a reír curiosamente, Tegoshi se sorprendió a si mismo al pensar que eso era lindo y concluyó que no había una verdadera razón por la cual ser tan serio con él, de cualquier manera, el otro no parecía tener intenciones de ser el líder o quien mandara entre los dos.

“Soy Tegoshi Yuya” dijo mirando la carretera detrás del volante. “Supongo que debí hacer esta pregunta antes, pero… ¿cuál es tu nombre?” El otro muchacho lo miró sorprendido como si no se pudiera creer lo que estaba escuchando. “Lo siento, lo siento” Rió Tegoshi. “Es que mi agente es así de distraído. Apenas me contó sobre quién eras, mucho menos se le ocurrió decirme tu nombre”

Después de unos segundos, el chico por fin abrió la boca, pero lo que dijo fue muy ligero y no sonó tan bien. “Gomen.” Volteó su cuerpo lentamente hacia Tegoshi y lo miró un poco triste.

“¿Go- Gomen? ¿Ese es un seudónimo?.” Preguntó inclinando la cabeza y no pasaron ni diez segundos antes de que se diera cuenta de que todo estaba mal. El extranjero no dejaba de hablar cosas que no tenían sentido para él, cosas que no podía entender por un claro problema de idioma y detuvo el coche en un dos por tres para asegurarse que no estaba soñando. “Por favor, no me digas que no hablas español…”

Su voz nunca había sonado más aterrorizada en toda su vida, pero no importaba. Aquella situación lo ameritaba y no podía ser más alarmante.

“Go… gomen” repitió el chico y esta vez agachó tanto su cabeza que se dio de narices contra el asiento.

“Tranquilo, tranquilo” Tegoshi levantó su rostro y empezó a masajear la frente del chico. Cada vez sentía más lástima por el extranjero y más cólera por su agente. ¿Cómo se les habría ocurrido a ese par de payasos que era buena idea traer a un país americano a un asiático totalmente desorientado y sin posibilidades de comunicarse? Luego tendría una muy seria conversación con Dai-kun y si era posible, con el mendigo del otro tipo. “Tranquilo, yo me haré cargo.” Dijo firmemente y aunque era obvio que el otro no lo comprendía, le sonrió por lo suave que eran sus manos y dijo algo que Tegoshi suponía que era un ‘gracias’ o una petición para comer gato.

“Arigato”


+++

“Oh, Tegoshi! Felizmente estás aquí. Tengo un terrible problema y sólo tú puedes ayudarme” Dai-kun lo cogió del brazo tan pronto entró a la oficina y lo sentó en una de las sillas. Prácticamente pegó un muestrario a su cara y le preguntó “Cuál te parece mejor? El morado o el naranja? Sé que no parece el gran dilema del mundo pero llevo horas en esto y no puedo decidirme! El morado parece perfecto para darle a esta oficina un poco más de elegancia y seriedad pero, el naranja se ve tan lleno de energía y es tan apasionado que me recuerda a mi mismo”

Tegoshi separó el libro de su cara antes de mirar con un poco de tirria al otro. “No habla español, verdad?”

“… Eh?” Dai-kun lo miró desorientado por unos segundos antes de caer en cuenta de lo que le estaban hablando. “Ohh… te refieres a Masuda?”

“Quién es Masuda?” preguntó exasperado el cantante

“Masuda pues. Masuda, Masuda o Massu, como lo llama Kei-chan. El tipo al que debías recoger del aeropuerto y que estaría conti-... oh por Dios! Tegoshi no me digas que lo dejaste en el aeropuerto!”

“Por supuesto que no. Quién me crees?” Tegoshi cruzó los brazos.

“Entonces dónde está?!”

“En el auto”

“Ah ya.” El agente volvió a coger su libro y tomó asiento. Suspiró un poco preocupado y Tegoshi sabía que empezaría a darle una explicación. “Entonces, qué color te gusta más? Los cuadros del naranja además se ven preciosos!” O quizás no.

“Daiki!” Tegoshi golpeó el escritorio enfadado.

“Hey! Cuidado! Es de mármol-“

“Creo que no entiendes el problema. Masuda no habla español! qué se supone que haga con él si ni siquiera entiendo una palabra de lo que me dice?!”

“Lenguaje corporal? Trata de usar tus manos y hacer gestos para que pueda descifrar lo que tratas de decirle. Ni que fuera tan difícil.”

Tegoshi lo miró horrorizado. “Tú sabías que no íbamos a entendernos! Porqué lo trajiste?! Cómo se supone que compondré una canción a su lado?!”

“Eso me pregunté yo cuando Kei-chan me hizo la propuesta. Estábamos tomando un par de tragos y él me invitó sake por primera vez. Cuando vino la mesera con las bebidas no te imaginas lo que ocurrió“ dijo riéndose ante la memoria.

“No me estás oyendo.” Tegoshi puso cara de querer llorar.

“Ya, ya. Te escucho, te escucho. Es- es simple. Masuda es un buen compositor de música, sólo dividan el trabajo. Tú escribes la letra y él la melodía. Fin del asunto.”

“Pero así no funcionan las cosas!”

“Eso fue exactamente lo que yo opiné en un principio pero luego de probar ese sake todo tenía sentido.” El chico volvió a perderse en sus recuerdos. “Por cierto que en ese bar había un tipo enorme tomando una cerveza y Kei-chan dijo-“

“Otra vez no me estas escuchando!”

“Cierto, cierto.” El chico se dio unas palmadas en los cachetes. “continúa”

“No puedo hacer esto, así que regrésalo a su país”

“A su país? No puedo. Hicimos un trato, así que Masuda estará aquí hasta que terminen esa canción, se lo prometí a Kei-chan. Por cierto, Tegoshi, tú crees que soy una mala persona? Porque ahora que recuerdo, Kei me comentó que-“

“Si eres una mala persona porque no escuchas a la gente!”

“Ay, ya, ya, ya!”

“Entonces qué vamos a hacer? De verdad no sé cómo hablar con él! Un traductor? Deberíamos contratar un traductor? Pero yo no quiero tener dos personas viviendo en mi casa, qué vamos a hacer?”

“No lo sé. Por un lado, quiero el morado para darle más elegancia este cuarto, pero por el otro, el anaranjado también me gusta mucho!”


+++

Tegoshi tenía cierta afinidad con los japoneses ya que sus padres, abuelos y la mitad de su familia vivían en Japón. Pero él nunca había querido viajar al país de sus ancestros, no conocía absolutamente nada de esa tierra y estaba convencido que no había manera de que pudiera entenderse con ese sujeto como decía Dai-kun.
Esta situación lo cansaba demasiado y era obvio su estrés por las muecas que hacía. Una vez regresó al auto, porque era inútil hablar con su agente en ese momento, Masuda tocó su frente con un dedo como diciéndole que estaba frunciendo el seño y sólo cuando volvió a relajar su rostro, el asiático sonrió de nuevo.

Una vez que llegaron a casa de Tegoshi, Masuda se olvidó de las maletas y empezó a recorrer la sala como si fuera un museo. Se veía encantado con los adornos de la repisa y la mesa. Tegoshi volvió a pensar descuidadamente que era un chico lindo y sólo por no interrumpirlo, se dio el trabajo de llevar todo el equipaje él solo.
Tuvo que dar tres vueltas de ida y regreso pero eso no importó. Aquella sonrisa era refrescante y Tegoshi casi se da un golpe en la cara cuando se percato de las cosas que estaba pensando.
Estaba a punto de mostrarle el cuarto para invitados cuando notó que Masuda no estaba en lo absoluto cansado. Al contrario se veía algo nervioso o ansioso y trató de explicarle a Tegoshi lo que quería con lentas y torpes palabras. De por sí, el chico movía mucho las manos para expresarse pero aún con todos esos gestos él no podía entenderlo.

El japonés pareció deprimirse un poco ante tal impotencia hasta que se le ocurrió una mejor manera de explicarse y cogió la mano de Tegoshi para llevar a cabo su idea. Masuda se alzó luego el polo e hizo que el chico tocara su vientre de arriba a abajo. Obviamente, el cantante se alarmó y por unos segundos, estuvo cerca de golpear al otro chico cuando miró sus ojos y vio la expresión más triste del mundo en ellos. Parecía que le hubieran roto el corazón y Tegoshi ya no supo que pensar.
De repente, sintió un leve movimiento ahí, un sonido ligero y como una turbulencia que se acercaba. “Tienes hambre?” preguntó sorprendido. No se podía creer todo lo que le estaba pasando.


+++

Tegoshi no era reconocido por sus cualidades culinarias en ninguna parte, así que seguramente el asiático estaba muy hambriento para terminarse todo lo que se le sirvió. Era una vergüenza que el artista ni siquiera pudiera freír bien un poco de arroz, pero Masuda no pareció molestarse por ello y comió felizmente hasta el final. Un par de huevos, un trozo de panceta y una taza de arroz constituyeron su almuerzo de esa tarde y por la sonrisa que le dedicó a Tegoshi después de eso, pareció ser más que suficiente.

No pasó mucho tiempo para que el japonés intentara comunicarse de nuevo con él luego. Hizo un cuadrado con las manos, lo que Tegoshi interpretó como una cajita, un juguete o un jabón…
No, debía ser que quería entretenerse o… algo por el estilo, así que lo llevó a su habitación donde estaba el televisor grande. La expresión de felicidad del chico le indicó a Tegoshi que había acertado por segunda vez ese día.

“Terevi!” habló entusiasmado el asiático señalando el televisor. Tegoshi se sonrió y pensó que ya que iban a tener que estar juntos un tiempo, tenía la responsabilidad de enseñarle al menos las palabras básicas.

“Eso? Eso es la ‘tele’” dijo acercándose.

“Terebi” insistió el chico.

“Tele~” repitió Tegoshi.

“Te- Tere” intentó imitarlo Masuda sin mucho éxito, pero ya había captado las intenciones de Tegoshi y eso le hizo sonreír.

“Te – le“ Tegoshi pronunció mejor la palabra, enfatizando la segunda sílaba.

“Te – re” Masuda miraba con curiosidad sus labios como tratando de descifrar cómo es que el otro hacia ese extraño sonido.

“TE – LEEE” Tegoshi subió la voz.

“TE – RR…”

“LLLLLE”

“Te… tele?” Lo dijo.

“Tele!” Y Tegoshi aplaudió emocionado.

“Terebi!” Ay, por Dios.


+++

Quisieron poner en la televisión una película que los dos entendieran, pero al parecer ningún canal trasmitía programas japoneses con subtítulos en español o viceversa, hasta que Tegoshi recordó un DVD que le había dado su prima cuando fue a visitarle el año pasado. Según ella, estaba apropiadamente traducido al español, así que se lo mostró a Masuda y él afirmó con la cabeza reconociendo el video como un ‘dorama’.

Dos horas después, Tegoshi le dio el significado de ‘sufrido’ a la palabra dorama cuando no pudo evitar ponerse a llorar con Masuda en su habitación mirando el cuarto capítulo. En los primeros tres episodios se había hecho el fuerte y contuvo las ganas de llorar mordiéndose el labio inferior para evitar pasar verguenza, pero ese capítulo era realmente desgarrador y cuando volvió a ver a su compañero ya cubierto en lágrimas y empapando la almohada que tenía en brazos, no pudo hacer más que unírsele y llorar hasta el capítulo cinco donde decidieron parar el DVD. Para ironía de las ironías, la serie se llamaba ‘Un litro de lágrimas’, cosa que ya no parecía tan irreal teniéndoles a esos dos sollozando incontrolablemente.
Y nadie recordaba cómo, pero esa noche los dos terminaron durmiendo juntos en la recamara. Tegoshi en la cama y Masuda en el suelo.


+++

Lo primero que vio Tegoshi al abrir los ojos fue a Masuda caminando fuera del cuarto. Llevaba sus bolsos consigo y por un momento pareció que se marchaba de la casa…

“Masuda!” Tegoshi saltó de la cama y corrió tras él al realizar lo que pasaba. En realidad no entendía por qué se preocupaba tanto pero igual lo siguió hasta la sala y lo que encontró ahí otra vez pareció irreal. “Dai-kun... qué? Estás aquí? Cómo entraste?”

“Ah, Tegoshi! Buenos días!” saludó feliz el joven. “Masuda me abrió la puerta, es muy madrugador! Por cierto, es bueno que te hayas levantado, empieza a alistar tus cosas que nos vamos al sur!”

“Qué?!” Tegoshi lo miró incrédulo.

“Ohayo” El japonés se acercó al chico con una cálida sonrisa, le dio un vaso de leche y unas galletas y se marchó a continuar con su tarea. Tegoshi no supo cómo reaccionar así que simplemente agradeció con la cabeza el desayuno y lo miró mientras se iba.

Dai-kun sonrió complacido ante la vista y se acercó lentamente al oído de Tegoshi “Masuda es realmente amable, no crees? Es tan bueno como el pan integral, eso me lo dijo su agente.”

“Pan integral? De qué estás hablando?” Tegoshi se volteó y se tapó el oído con una mano. De repente se sentía burlado. “y… cómo que nos vamos? Porqué vamos al sur?”

“Bueno, en realidad yo no me voy, solo ustedes dos.” Hizo un puchero. “Es que tanto te has quejado que me hiciste sentir mal por dejarlo a tu cuidado. Hice un par de llamadas y ahora podré mandarlos a un sitio donde puedan inspirarse!”.

“Eh? Y por eso nos vamos al sur?”

“Exacto! Se van a Canadá!” apuntó con el dedo, emocionado.

“… Pero, Canadá está al norte”

“Bueno, para el norte! El punto es que te vas y te va a gustar!” dijo antes que el otro se pudiera quejar.


+++

Era de mañana cuando llegaron al frío país de Canadá.
Dos hombres uniformados los esperaron en el aeropuerto y los guiaron silenciosamente al hotel que Dai-kun había elegido para ellos. El recepcionista le dio un par de llaves a Tegoshi luego de verificar su identidad y en un inglés que todavía no era capaz de captar le hizo un par de indicaciones sobre donde se encontraban el ascensor, las escaleras y otros espacios importantes del lugar. También dijo algo sobre que no se podían hacer cambios, pero el artista no entendió a qué se refería. Y como Tegoshi quiso hacer un pequeño recorrido antes de entrar a su habitación, le dio a Masuda una de las llaves y con las manos le indicó que se fuera yendo a su cuarto. Luego le dió las suyas a uno de los botones y le pidió que llevara su equipaje entregándole un billete por adelantado.


+++

Luego de pasearse por casi una hora, Tegoshi había decidido que ese hotel era perfecto para él. Amaba el piso de madera, las escaleras antiguas y toda aquella decoración rústica que calmaba el ambiente. Pensó incluso en textear a su manager para halagarlo por el buen trabajo que había realizado, hasta que entró a su habitación y vio dos camas. Masuda eligiendo ese preciso instante para salir del baño totalmente empapado y con una toalla alrededor de la cintura…

No recordaba la última vez que había corrido tanto en su vida, pero cuando llegó a los teléfonos públicos en el primer piso, Tegoshi ya no tenía aliento. Marcó el número que ya se sabía de memoria y cuando escuchó la voz de Daiki del otro de la línea, ni siquiera saludó y empezó a pedir explicaciones.

“Ay Tegoshi. Nunca estás satisfecho de mi trabajo, la verdad no sé cómo complacerte” le respondió en un tono medio sarcástico y burlón. “Por cierto, Kei-chan ha venido de visita! Quieres saludarlo?”

“No!” gritó exasperado “Quiero que me expliques porqué no puedes pagar otra habitación para Masuda!”

“Pues porque había oferta en los cuartos dobles y además~ si están juntos todo el tiempo lograrán crear una maravillosa canción!”

“Qué maravillosa canción?! Si ni siqui-“

“Escúchame Tegoshi” lo interrumpió. “Hice una reservación para almorzar con Kei-chan en un lujoso restaurante de Tokio, así que no tengo tiempo para discutir contigo ahora”

“Eh?!”

“Dejo a Masuda en tus manos así que por favor cuídalo bien. Inspírate en ese hermoso hotel que conseguí para ustedes y trabajen sin parar!”

“Pe-pero!”

“Y ya sabes que a pesar de que eres renegón y fastidioso, te quiero mucho y siempre, siempre tendrás mi apoyo incondicional”

“…”

“Adios!”

“Hey!” colgó.


+++

Si bien nunca se rendía, en esta ocasión no tenía opción. Su inglés daba pena y siendo sincero, el cantante nunca había buscado un hotel por su propia cuenta así que regresó al cuarto, sorprendido al encontrarse con Masuda ya vestido y con una montaña de ropa sobre su cama.

“Okaeri” dijo al verlo de regreso.

“Hola” respondíó Tegoshi cansadamente y fue a sentarse en la orilla de su cama.

Estaba un poco frustrado por el tema de Daiki así que empezó a darse golpecitos en los hombros para relajarse. Volvió a escuchar la voz del japonés entonces, pero era inútil tratar de prestarle atención al chico cuando sabía que no importaba qué hiciera, no lo entendería.
Cerró los ojos después, cuando sintió que las fuertes manos de Masuda se posaban en sus hombros y pensó que quizás aquel masaje increíble era lo que le estaba ofreciendo en un principio. Era una suerte que fuera tan atento.

Movió un poco su cabeza y entonces las manos de Masuda se dirigieron a su cuello. Soltó un leve gemido y ahora ellas estaban en sus brazos. Se pasearon por su espalda y por un momento Tegoshi se olvidó incluso de quién era.

Podían haber pasado horas o minutos pero cuando el chico volvió a abrir los ojos, se encontraba echado en la cama y con una frazada encima. Masuda ya no estaba y todo el desorden que había encontrado en un principio, también había desaparecido.

Y si, otra vez a correr. Tegoshi empezaba a sentirse como un maratonista "¡¿por qué rayos siempre tengo que ser yo quien persiga a la gente?!" Pero felizmente Masuda no se había ido tan lejos como creía. Tres cuadras adelante y reteniendo a una vendedora de helados estaba él. Una decena de niños lo rodeaba, todos con conos de helado en las manos y celebrando al japonés que no dejaba de sonreír de oreja a oreja.

El artista se acercó lentamente y le preguntó a la vendedora qué pasaba. Ella le explicó entonces que Masuda había querido un helado de mango, pero como en un principio no pudo expresarse bien, ella le dio otros de diferente sabor. Él no los quiso comer así que se los regaló a un par de niños que vio jugando por ahí. Esto, por supuesto, atrajo la inmediata atención de otros pequeños y fue de esa forma en que terminó regalando dulces a diez de ellos.
Era una situación bastante ridícula y Tegoshi se rió, pero también era tierna así que le fue a ayudar al pobre japonés que tenía tres niños colgándose de sus brazos.

Una vez ya todos tuvieron sus helados y los pudieron despedir, Masuda puso un cono de nieve rosa en las manos de Tegoshi.

“¿Cómo lo supiste?” lo miró confundido. “De fresa es mi sabor favorito”

“Quizás por tu chaqueta” La vendedora sonrió. “Es rosa también, no?”


+++

Masuda miró apenado a Tegoshi de vuelta camino al hotel. No había podido pagar los dulces que compró con yenes, así que él tuvo que solventar en su lugar. Tegoshi le explicó que todo estaba bien, pero él no dejaba de decir ‘omen’, ‘tomen’ o ‘gomen’ que el otro supuso era un especie de ‘lo siento’ o ‘te lo pagaré luego’.

Masuda era muy tierno, así que el artista volvió a negar con la cabeza y se lo llevó a su habitación donde luego pidió que les llevaran el almuerzo. El asiático se veía sumamente feliz cada vez que era hora de comer, así que Tegoshi supuso que eso lo haría sentir mejor y mientras esperaban, Masuda sacó un disco de su bolso y lo puso en el reproductor. No pasó mucho tiempo para que la movida música los animara y se pusieran a bailar.

Nuevamente todo pareció extraño para el cantante, y no por la letra de las canciones que no comprendía para nada, sino porque era loco que pudiera sentirse tan bien al lado de un chico al que casi no conocía y a quien empezaba a apreciar tanto a pesar del poco tiempo que habían pasado juntos.
La risa de Masuda era infecciosa, de esas cosas que se pegan fácilmente en uno y entonces Tegoshi comprendió porqué él tenía tanta popularidad en su país. Se burló luego de la idea de que quizás él también podría terminar volviéndose su 'fanboy'.

Tocaron la puerta y en cuestión de segundos, dos jóvenes mozos habían colocado un soporte sobre la cama y sirvieron la comida. Tegoshi pidió pasta porque -como decía su abuelita- 'a todos les gusta la pasta' y cuando vió con cuantos ánimos el japonés se metía los rabioles a la boca, le agradeció mentalmente sus sabias palabras.

El artista comenzó a reflexionar entonces y pensó que antes se había hecho problemas por gusto. En realidad, basta mirar a Masuda para darse cuenta que era un pan de Dios. Compartir habitación con una persona como él no podía hacerle daño a nadie. Le agradaba mucho y desde un principio lo hizo, solo que no estaba acostumbrado y quería quejarse con Daiki por no haberle consultado sobre eso.

“Umai!” Masuda dijo feliz, interrumpiendo sus pensamientos y con la punta de su nariz manchada de salsa roja.

“Umai!” le respondió el otro riendo y trató de indicarle con la mano donde se había manchado pero Masuda no entendió y él tuvo que limpiarle con una servilleta la salsa.

Luego de comer, Tegoshi se sentó frente a él a retomar las lecciones básicas de español. Y no es que fuera tan necesario, pero si seguía comiendo con esa emoción, iba a ser útil que reconociera ciertas partes de su cara.

“Ojos” dijo señalándolos en su rostro. Masuda se sonrojó y agachó la cabeza, pero Tegoshi intentó de nuevo y esta vez, el otro lo repitió.

“Ojosu” habló torpemente.

“Ojosu?” se rió divertido. “Bueno~ Ojosu esta bien”

“Ojosu” volvió a decir el chico, con más ánimos que antes y señalándolos en la cara del otro muchacho.

“Aha~” afirmó también con la cabeza. “Nariz” dijo entonces, tocándole la punta de ella.

“Narizu” señaló también la de él y esta vez ese rose le hizo cosquillas.

“Boca” dijo Tegoshi tocando sus labios con un dedo, pero en lugar de imitarlo, Masuda solo lo miró. “Boca” repitió la acción y de pronto, su sonrisa se esfumó de su cara y miró hacia otro lado. “Masuda? Qué pasa?”

Al escucharle decir su nombre, el asiático se puso más raro. Alzó los hombros y escondió la cara en sus manos para que no lo viese. Tegoshi cogió su muñeca preocupado, tratando de que el otro volteara hacia él, pero era muy fuerte y no fue capaz de moverlo.

“Tegoshi” El también se quedó en seco al oírlo, era la primera vez que lo oía nombrarlo y por alguna razón, se avergonzó. No sabía qué hacer, así que el artista siguió jalando al otro chico del brazo, hasta que él reaccionó y lo miró. Fue entre tanto forcejeo que los dos chocaron sus labios por accidente.

La sorpresa era obvia en ambos cuando se separaron y se taparon la boca con las manos. Tegoshi quería dejar de mirarlo, pero ni él ni Masuda podían apartar la vista del otro y solo se quedaron así, observándose sin saber qué hacer o decir por varios segundos. Se sintió como si hubiera pasado una eternidad antes que el japonés bajara la cabeza y apretara los puños, cosa que Tegoshi trató de aprovechar y tomó esa oportunidad para pararse y marcharse. Masuda lo detuvo a medio camino con sus manos sin embargo y lo volteó para abrazarlo. Tegoshi ya no pude moverse más después de aquello, y menos cuando sintió los labios del chico nuevamente pero esta vez sobre su mejilla.

Los brazos de Masuda eran fuertes alrededor de sus hombros, pero él estaba rojo hasta las orejas y Tegoshi no pudo evitar sonreírse porque todo había pasado en un par de días y no tenía sentido, pero ya le gustaba y quería volver a besarlo.


+++

En contra de las indicaciones de Dai-kun, esa noche Masuda y él salieron a pasear como en un intento de cita. No podían ir al cine o al teatro debido al idioma, pero se divirtieron mucho simplemente caminando, viendo el cielo y tratando de conversar vagamente con las manos.
El asiático enseñó una foto de su familia y Tegoshi aprendió el nombre de sus padres, su hermana mayor y la palabra ‘gyoza’ que era su comida favorita.

Lo que él le enseñara a Masuda ya no importaba porque desde un inicio había hablado demasiado y con el frío de invierno que se avecinaba, conversar le costaba trabajo. Además prefería mirar a al japonés mientras le contaba a su manera sobre su vida y le sonreía y le jalaba cada vez que veía algo lindo y quería mostrárselo.

Regresaron al hotel cuatro horas más tarde, el móvil de Tegoshi mostrando cinco llamadas pérdidas de su manager y una muy inusual de la disquera a las que hizo caso omiso para irse a dormir con Masuda. Estaba muy cansado para moverse de la cama del chico y se encontraba muy cómodo entre sus brazos como para levantarse. Tegoshi no pudo evitarlo y se acostó con una sonrisa en los labios esa noche.

Al día siguiente, el artista se levantó sintiendo la suave respiración del otro chico en su cuello, se giró para encontrarse con él y recibió un beso en la frente en forma de buenos días.

“Ohayo” Masuda lo saludó contento.

“Hola” él respondió y se le ocurrió una buena manera de pedir algo que quería.
Estiró el brazo y apuntó felizmente sus propios ojos para que el otro los nombrara.

“Ojosu” dijo y Tegoshi afirmó con la cabeza. Bajó un poco el dedo y ahora… “Narizu”.

El chico aplaudió emocionado de que Masuda recordara todo aquello y aún sin mencionar una palabra, apuntó hacia su boca, expectante.

“Kissu…” respondió el japonés luego de habérsele quedado mirando por unos instantes. Sus mejillas sonrojadas nuevamente pero con una sonrisa brillante en el rostro.

“Kissu” repetió él y cogió la barbilla del muchacho para poder guiarlo hasta sus labios.


Esa tarde, Masuda le mostró al cantante algo en lo que había trabajado cada vez que el otro se iba corriendo, se dormía o llamaba a su manager. Un papel blanco repleto de notas musicales escritas en tinta negra y una que otra tierna criatura dibujada entre párrafos.
Aquella música estaba escrita como instrumental para piano pero a falta de uno, Masuda la tocó con una guitarra y la melodía era tan amable y sutil, que Tegoshi lentamente cerró los ojos para disfrutarla mejor así. La tonada era dulce como todas las cosas buenas que el chico veía en el compositor y suave como cada beso que habían compartido ellos dos el día anterior.
Era definitivo, la música de su canción debía ser esa.

Tegoshi llamó a Daiki horas después para informarle sobre la nueva canción que había escrito Masuda y que duraría tres minutos y veinte segundos según su reloj.

“Te dije que era un buen compositor!” gritó por la bocina. “Estoy tan feliz! Se lo diré a Kei-chan! Él estaba tan preocupado de que ayer no se comunicaran con nosotros, pero esta era la razón por la que no nos contestaban el teléfono ayer, verdad? Estaban trabajando arduamente! Estoy tan orgulloso de ustedes!”

“Es que- En realidad…“ No sabía si debía decírselo, pero si se habían preocupado tanto por ellos, no había razón para ocultárselos, cierto? “Tuvimos una cita”

“… Cita?” repitió y empezó a reírse divertido. “Ustedes pueden tener citas? Luego de toda esa charla de que ‘porqué está aquí’, ‘porqué no se puede ir a otro cuarto’ y eso, tú tuviste una cita con él?”

“Eh! Fue- Es que-“

“Si claro~ dime la verdad, Tegoshi. Qué estaban haciendo ayer?”

“… Lo mismo que tú y Kei-chan!” respondió molesto de que no le creyera

“QUÉ?!”

“Es que nos besamos y luego me abrazó y-“

“Yo no he hecho nada con Kei-chan! Abrazos, besos?! Cómo sabes?! DIGO, Porque piensas eso?! Y además, tú qué haces coqueteándole a indefensos artistas japoneses?!”

“Fue un accidente!”

“Pues has tenido muchos accidentes este año!”

“Esta vez es en serio!”

“ESTA VEZ?! Es decir que las otras veces me mentiste?!”


+++

Cuando Tegoshi regresó a la habitación, Masuda lo recibió con una mirada preocupada y le preguntó con señas porqué se sobaba tanto la oreja. El chico le sonrió para decirle que no pasaba nada y se sentó en sus piernas, acurrucándome sobre su pecho para ser mimado un poco por él. Era muy agradable estar así, sentir las caricias del chico en su cabeza y cuello, poder disfrutar de ese calor cercano, pero todavía había algo que no estaba bien.

“Masuda, cómo te llamas?” el artista alzó el rostro para verlo directamente. Se apuntó a si mismo y dije su nombre “Yuya. Tegoshi Yuya”

“Yuya” repitió y a Tegoshi le gustó tanto como sonó cuado lo dijo que le dio un beso en la mejilla en recompensa. Luego el chico lo señaló y le preguntó cuál era su primer nombre.

“Takahisa.” Respondió simplemente y cuando él también lo dijo se sintió correcto. Cada palabra que saliera de la boca de Masuda y que le hiciese sonreír cuando él la repitiera ya no necesitaba un significado nuevo. Para él, todas esas frases y su nombre sólo podían significar ‘te quiero’ y ‘amor' así que ese sería el tema de su canción.


+++

Tegoshi se quedó toda la noche despierto, dando vueltas alrededor de la cama, escribiendo palabras sueltas y oyendo una y otra vez la música que Takahisa había grabado para él en su teléfono. Cuando el reloj marcó las 6 de la mañana ya sólo le faltaban dos párrafos más e iba a seguir despierto hasta terminar. De verdad que si, de verad que quería continuar! pero los brazos del asiático lo capturaron de repente y lo obligaron a dormir. Lo siguiente que oyó Tegoshi en la mañana fue la voz de Dai-kun informándole que eran las 12 del mediodía y que si no se levantaba en ese instante, se tiraría encima de él.

La voz de su manager era demasiado fuerte para que aquello fuera un sueño, pero aún así, él no quiso levantarse. Además qué hacia Daiki en su habitación de cualquier forma? Masuda seguramente lo protegería de cualquier cosa y no permitiría que-

“TEGOSHI!”

“AHHHH!” Más que dolor, la sorpresa de sentir como se había tirado sobre él, lo hizo gritar y cuando Tegoshi se quitó de encima del joven, estuvo a punto de estrangularlo y lo persiguió por todo el cuarto.

“Y Takahisa?...” se dio cuenta entonces, cuando después de haber dado la quinta vuelta por su cama, no estaba.

“Oh. Kei-chan se lo llevó como a las nueve. Había comprado un par de boletos de avión para las diez y tuvieron que salir rápido para alcanzar el vuelo”

“Qué?...” el cantante se acercó a Daiki y lo cogió del saco, eso no podía ser. De pronto el enojo se le había pasado y a Tegoshi no le importaba en lo absoluto si su manager se le tiraba encima de nuevo con tal que dijera que estaba jugando y que todo aquello era una broma pesada.
No lo entendía. No sabía cómo de un día para otro se podía querer tanto una persona y menos aún entendía como de la noche a la mañana habían podido llevárselo tan lejos de él. Eso ni siquiera era posible! A menos que ya estuviese todo planeado, pero... “Pero… no puede! Y la canción?! Y yo?!… No! No puede!”

“Ya se fue, Tegoshi” Su manager lo miró tristemente y le dio unas palmadas en el hombro. “Ya sé que ustedes dos se llevaban muy bien y te aseguro que Masuda tampoco quería irse. Se ve calmado, pero es una persona bastante terca, sabes? Hasta se peleó con Kei-chan antes de marcharse. Y con el escándalo que hicieron en la habitación me sorprendió que no te despertaras. Él ya terminó su parte del trato, Tegoshi. Le tocaba partir”

“Pero-“

“Además está lo de su tour por año nuevo. Masuda tenía que comenzar las prácticas la próxima sema-“

“Vamos a Japón!”

“Qué?” Ni pensó lo que estaba diciendo, pero en verdad lo hacía sentir triste el hecho de que ni siquiera pudo despedirse de Takahisa. “No puedo.”

“Porqué?!”

“Tu jefe también es el mío y me ha dejado mucho trabajo hasta fin de año. Yo no soy como tú, Tegoshi. Yo laboro todos los días.”


+++

Lo había dicho antes, verdad? Tegoshi no era del tipo de personas que se rendía ante una dificultad y esta ocasión no iba a ser la excepción. El lunes de la siguiente semana llegó a la oficina de Daiki con un horario en mano. Coordinando eventos, era posible que ambos pudieran viajar para Navidad, así que le exigió a su manager que lo acompañara ya que él no iba a ser capaz de comunicarme en ese lugar solo.
Daiki le preguntó luego si él estaba seguro de eso, puesto que al fin y al cabo, la navidad es una fiesta que en Japón se celebra con la pareja. Si Takahisa se enamoraba de alguien más durante ese tiempo que faltaban, el viaje sería en vano y Tegoshi se arriesgaba a pasar esas fechas lejos de su familia, pero él afirmó. Era apresurado y ni siquiera habían pasado tantas cosas como para que Masuda le gustara tanto. Pero quería verlo, quería hablarle y entenderlo, y no fue hasta que Dai-kun le sonrió aceptando que Tegoshi respiró de nuevo.


Dos meses pasaron como volando. El diccionario se había convertido en el mejor amigo del cantante y su reproductor de música en el mejor maestro de idiomas. Aún en el avión y sin importar las protestas de Daiki, Tegoshi continuó escuchando las lecciones de japonés que se había descargado del internet hace dos meses. Puesto que entre ensayos y presentaciones no pudo matricularse en un curso verdadero, decidió que él mismo se instruiría y cada noche antes de dormir, cada vez que salía a hacer las compras o paseaba a su pequeña perrita por el parque, llevaba sus audífonos o un libro y practicaba el idioma.

“Haces todo esto por una persona que quizás ya se olvidó de ti” le dijo su manager quitándole un libro. “Además, si tanto necesitabas hablarle, porqué no le enviaste un mail o algo?”

“Mi japonés aún es básico, qué crees?” le preguntó Tegoshi, arranchándole su libro de vuelta.
Era cierto que el chico había pensado muchas veces en escribir o llamar a Takahisa, pero siempre se desanimaba porque no sabía qué contarle. Aún era torpe para decir las cosas y estaba totalmente seguro que su pronunciación era rara. La única vez que el chico practicó con Dai-kun, se trabé del nerviosismo y de la frustración casi dejó de estudiar. Masuda tampoco lo había llamado a él, pero siempre que su manager hablaba por teléfono con su ‘amigo’ Kei, le pasaba saludos de él y hasta hubo un gracioso mensaje por su cumpleaños.

Era esa la razón por la que Tegoshi seguía estudiando, aunque no estaba seguro sobre qué pasaría cuando ellos dos se volverieran a ver. De por sí ya sentía mariposas en el estómago y eso era el nerviosismo o los frijoles que le invitó el torpe de Daiki y que casi lo mataron en la tarde.

“Tegoshi! Tegoshi ya llegamos” Dai-kun lo movió del hombro. “Hay que bajar. Coge tu maletín que estamos en Tokio”

“Llegamos?...” se sobé fuertemente los ojos.

“Si, si, ya no te demores tanto que nos están esperando abajo”

“Ya voy…” Tegoshi trató de levantarse del asiento pero aún tenía el cinturón puesto así que cayó bruscamente. “au!”

“Qué haces, hombre?” El manager cogió su maletín también y se apresuró a bajar. El cantante no entendía por qué el otro tenía tanto apuro siendo tan temprano en la madrugada, y estirándose una vez más, por fin se puse de pie.
Cuando iba saliendo, Tegoshi se dio cuenta que continuaba medio dormido al momento en que chocó su cabeza contra una silla que ni siquiera sabía de donde salió. La abuelita que caminaba delante de él lo miró feo.

“Yuya! Yuya!” Alguien se lanzó hacia él tan pronto atravesó la puerta de salida. “Bienvenido, Yuya!"

“Eh?...” No fue hasta unos segundos después que el cantante por fin divisó a Daiki y a Kei sonriéndole desde lejos. Sus ojos se abrieron como platos y casi entra en pánico porque entonces solo había una persona que lo podía estar abrazando. “Takahisa?” se separó de él un poco para mirarlo.

“Yuya” le sonrió. “Estoy aprendiendo español… qué- qué tal?”
Y de no haberlo invitado a una cena navideña esa noche, Tegoshi juraba que habría estado dispuesto a morir ahí mismo.

“Takahisa… me gustas”


+++

“Y ahora que recuerdo,” Kei habló cuando por fin paró de comer. “Qué pasó con la canción?”

“Cierto, nunca llegamos a oír el fin de ella.” Daiki se sirvió un poco más de ensalada. “O mejor dicho, nunca la oímos. Terminaste de escribir la letra, verdad Tegoshi?”

“Por supuesto que si” dijo el chico sentándose nuevamente sobre las piernas de Takahisa y sonriéndole cuando éste pasó su brazo alrededor de su cintura.

“Y porqué no la has anunciado?!” Dai-kun se sorprendió y alzó un poco la voz.

“No iba a hacerlo solo. Faltaba Takahisa. Es nuestra canción después de todo.” Dijo y le dio a Masuda un pequeño beso en los labios.

“… A veces pienso que no fue tan buena idea todo esto.” Kei volteó la vista

“Si. Ha traído más problemas que ingresos.”


-----------------------

Y aquí va el fic de navidad xD. En realidad no se le puede llamar así con lo poco que habla sobre ella, pero lo hice con las mejores intenciones, espero que les guste a pesar de que esta raro. Se que esto no es excusa, pero al momento de escribirlo me quedé dormida varias veces (el cansancio~ el cansancio) así que cometí varios errores terribles en el relato... espero, de verdad que aún así les haya agradado y gracias a Satommy (como siempre, últimamente xD) y a Pao x recordarme y acompañarme mientras escribía el oneshot. Espero que todas pasen una linda navidad♥ Gracias x su apoyo y que disfruten su dia entero! Merry Christmas!

25 comentarios:

Satommy dijo...

No lo he leído XD Pero quiero ser la primera 8D

mELicHAn dijo...

AHAHAHAHAHA
pensé "wow, estuvo ahí cuando lo publiqué?" pero lol~ no era eso xDDD
*chu*

Tegoyan Kuruta dijo...

dkjcxndj esque lo ame enserio xDD!!
me encanto!!! esta demasiado hermoso! me rei mucho imaginango a Massu diciendo terebii y Tego corrigiendole xDD!! y fue demasiado amor todo *___*! me encanta me encanta me encantaaa es lo unico que se puede decir *O*!!!!!!!!!!!!!!!!!!
gracias por escribir *-*! espero hayas pasado una linda navidad *-*!
y denscansa mucha suerte en todo :D!

mELicHAn dijo...

Gracias Tegoku! (espero q no te moleste el apodo, pero llamarte con nombre completo me hace sentir formal xD) que bueno q te haya gustado! Otra vez me disculpo x la mala redacción -3-, tenía tanto apuro que me quedé dormida (lol) y perdí la hilación entre otras cosas en el camino xD (solo a mi me pasa eso)
Tegoshi y Massu son siempre amor ♥ no importa qué idioma hablen o si se entienden *__*

Feliz navidad, amiga~
cuidate (:

Tatchan dijo...

Melichaaaaaaaaaaan!!!!!!
que bueno leer algo tuyo otra vez, lo extraba! porque tu escribes tan bn!
siempre que leo pienso ella escribe taaaaaan bn x//D, me gusto mucho tu siempre escribes cosas tan originales!!
El final creo que me dejo con ganas de leer mas xDDDD aun que era bastante largo xD!
Me gusto muuuuuuuuucho! ♥
quiero mas xD!

Feliz Navidad Melci-chan!
y muchos besitos!

mELicHAn dijo...

ahahaha más xD? en serio? lol
aww♥
Gracias Tatchan! Yo también sentí q faltó pero lo miraba y pensaba "no, no. Ya sta bien largo, dejémoslo así" lol~
xcierto q hace mucho q no sabía nada de ti ):
Espero q todo te ste yendo genial, cuidate un montón y q sigas teniendo una feliz navidad estos treinta minutitos q quedan xD.
besitos♥

Ahury dijo...

jajajajjaja
Meli mey reído un montón de verdad esta muy interesante
has descrito a un masu tierno y muy dulce me gusto mucho amix

omedetoo
Merry Christmas!

Tegoyan Kuruta dijo...

si si no hay problema o solo Tego da igual xDD!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
no senti mala redaccion xD me emocione mucho por leer harto *___*!
jeje supongo que tubiste unos interesantes sueños si te dormiste en medio de tanto TegoMassu *___*!
aunque solo puedan comunicarse con gestos son amor igual su amor es mas fuerte x//D
esperare mas *O*!

Nagii_NEWStegomass dijo...

Que lindo!!!! *---* me encantó meli!!! y tranquila que no tuviste muchos problemas de redacción, además estabas cansadita, traquila ^^u.

Juro que igual reí en esa parte donde Yuya le enseñaba a decir terebi a massu xDDD es que me lo imaginé como desesperado cuando decia terebi y el otro con cara de ? xD

Cuando se dieron ese beso de casualidad *-----* me encantó, de verdad que ellos siempre se atraen xD pero necesitan un pequeñísimo impulso xD!!!!!

Massu es demasiado tierno, y este fic lo fue!!!!!! *----* me encantó demasiado!!! sigue asi melii!, descansa y duerme mucho para recuperar fuerzas ^o^/

Felíz navidad atrasada xD!
byee byeee <3

mELicHAn dijo...

@Ahury

Marthita, thank you! Massu siempre es tierno xD solo que uno se percata mejor de eso cuando sta con Tegoshi. Es como si entre ellos se sacaran la parte más romántica el uno del otro lol~
Que bueno q te gustó, amiga (:
Feliz día después de navidad xD♥

@Tegonyan kuruta

eh xD? alguien te llama simplemente 'tego'? dios xDDD
si yo te llamara así sería introduciendo un grito de fangirl al final lol~
Lo de "leer harto" me hizo feliz xD, en realidad me propuse escribir algo largo como regalo xq ustedes se lo merecen~
y si xD! soñé algo con tegomass iba a venir a mi casa y yo no me habia bañado aún o una cosa así lol. Cuando me desperté me fui a bañar y luego seguí escribiendo *rolls*.

Tegomass siempre son amor aunq los dos fueran mudos ♥ *se le prendió el foco* gracias x responderme, linda. Que tengas un lindo día (:

mELicHAn dijo...

@Nagiichan!

Ay Nagii T_T eres muy amable, pero yo misma me cacheteo x la redacción xD. Bueno, igual lo dejo así xq me gusta el plot lol.
La parte de terebi se me ocurrió viendo a mi hermana discutiendo japonés con mi abuelito xD, si entre ellos es todo un mate de risa, pensé q aquí definitivamente lo sería xD! Lo que has dicho del beso me gustó ♥ tienes razón, ellos siempre se atraen como imanes xD y asdasdas si yo stuviera en japón ahora mismo, habría hecho q se chaparan en el LIVE! LIVE! LIVE! lol *broma*
Dormiré mucho, gracias x tu comentario tan sweet, bonita (:♥ y feliz navidad atrasada xD aunq creo q nosotras ya nos hemos saludado x livejournal a tiempo hehe xD Merry Christmas~

pd. debo llamarte naggi? o tegomass_news xD?

Tegoyan Kuruta dijo...

es mi tercer post wii xDDDDD!!!
la verdad si hay gente que me llama Tego xDDD o Tesshi xDD!! hay amigas que me dicen Tesshina porque es la version femenina sugun ellas xDDDD!!!!!!!!!!!!
sii a mi me emocian tener mucho que ller aunque la verdad se me hizo corto el TegoMassu siempre me hace querer mas y mas xD (me tienen loca ya ese par xD)
awww que lindoo!! yo una vez soñe que TegoMassu eran mis compañeros de clase y los veia besarse *aun se desangra por eso*
ten un lindo dia tbn *3*! te llenare de respuestas xDDDDDDDDDDD!! suerte en clases :D!! *3*

mELicHAn dijo...

Oh wowowowowow xD
eso si me impactó!
Que genial sería ver a tegoshi y massu besándose con uniforme escolar *___*♥
Me encanta verlos uniformados xD adasdasd tengo q meterme en tus sueños un día de estos (como si eso fuera posible lol). Sabes~ hablandote se me ocurren un montón de ideas para fics xD pero me da tanta pereza~
Quiero terminar Tegoshi u_u♥
asdadsasdasd Mañana me graduo xD! yey! *plop* solo quería decirlo 8D
Me responderás a esto, Tegoku xD?

Tegoyan Kuruta dijo...

xDDD ojala volviera a soñar con ellos me cuesta un poco xDD!! pero con eso si que fui feliz xDD!! ojala se pudiera entrar en otros sueños xDD! solo querria ver TegoMassu x///D!
a mi igual los hacer ver muy hermosos *O* uniformes japonenes *¬*
kjdc de verdad xD?? OMG! tratare de influenciarte(?) xDDD!!
yo igual quiero Tegoshi xDD!!!!
ohhh felicidades entonces *---*! mucha suerte en eso y que todo salga lindo *O*!
y lo respondi wiiii <3 xD

mELicHAn dijo...

Ahahahhahaha xDDD
influenciarme es bastante fácil~
en especial si se trata de personas q aprecio (?)
asd -w- soy muy engreidora con ustedes, x eso luego no duermo lol xDDD
pero sta bien~ me gusta así.
Tegoshi se ha vuelto mi fic favorito ♥ (osea de los q he escrito- sino q egocéntrico sonaría esto xD) espero no arruinarla al final -3-
Gracias x las felicitaciones! me divertirme mucho xD!
ahaha y si~ respondiste

Tegoyan Kuruta dijo...

esque mientras es TegoMassu cualquier idea es buena xDDDDDDDDDD!!
*¬*!!!
nos concientes en todo xDDD!!! wiiii!!! no pero..debes dormir y al otro dia continuar (?) xDDD
esque es muy lindo y Tegoshi awww es un amor *____* tan tierno y lindo<3
no lo haras D:!! tus finales son tan lindos <3 ! xDD!!
jeje de nada x)! debes disfrutar
y respondi xD! te stalkeo O_O! chan chan xD

mELicHAn dijo...

stalkear xD?! LOL
me siento una johnny 8D
no xD mentira ahahahaha
cuando escribiste eso de que "mis finales son lindos" no sé xq pensé q hablabas de mis exámenes finales xD
Ya me iba a traumar~ lol

Xfavor, presioname para escribir pronto Tegoshi D: q me muero x hacerlo.
chan chan chan xDDDDDD ♫ *rolls*

Anónimo dijo...

awwwwwwwww!!!
q lindo el fic...o one shot, sorry x salir como anonimo pero no me acuerdo de mi contraseña en mi blog y tampoco lo uso asiq da lo mismo...
aunq estoy en tus seguidores, soy un corazon rojo con fondo negro estilo green day...
la cosa es q escribes muy bn, pero lo malo de eso esq me dejas con ganas de mas XD
PD: hay un fic q se llama tegoshi? o entendi todo mal?

mELicHAn dijo...

ah!
xyca_reyes? creo q era así xD?
si me acuerdo de ti! ahahahaha gracias, me hace muy feliz q te hayas pasado x aquí para leer ♥ y lo siento x dejarte con ganas de más xDDD aunq en realidad, no lo siento tanto xq me halagas~ lol
Si xD hay un fic llamado Tegoshi.
si quieres~ fíjate aquí...
http://meli-sq.blogspot.com/2010/02/bienvenidos-fiction-index.html

Anónimo dijo...

chiiiiiiiiiii!!!
ya llevas 10 cap.!! bueno voy a tener q leer harto...pero esta bn :)

MILUJU NAVZDY dijo...

ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!

dios
lei cada vez mas y m llenaba de nervios cada vez mas
ME ENCANTOOOOOOOO!!!

dios, como haces para que MI massu sea asi d lindo???
ueno, es q MI massu es asi d lindo ps ^_^

oh massu
ya falta poco para verte y q caigas perdidamente enamorado de mi y vivamos felices para siempre y comamos gyozas XDDD

MILUJU NAVZDY dijo...

ah verdad

feliz navidad!!!
MERII KURISUMASU!!!

(lo olvide con tanta emocion massusiana :D)

mELicHAn dijo...

ahahaha oh!
Miluju hace cuantos años q no sabía nada de ti 8D.
me alegra que te haya gustado xD y si pues, cómo no hacer a Massu lindo cuando él es así?
lol

Feliz navidad xD aunq ya pasó y q pases un lindo año nuevo!

pd. te vas a japón? :O

setofan♥tegomass♥ dijo...

Dios mio como me reí!!!!!
*ojosu* XD que lindo nene♥
al final todo resultó muy bien gran fic =D

bye! x3

mELicHAn dijo...

Gracias bonita :D♥
PD. me sorprendió este comentario xD!

 
Œ

Diseñado por: Compartidísimo
Modificado por: Living for today