.

.
.'Living for Today' contiene boys love fics sobre Tegomass y NEWS .+No copiar o distribuir+ . .

.

Fiction Index
.

.

.{link love}.

.{nice thoughts}.


.

.

.{bNd & JE-dir}.


brand News day



.

.{dreamy colors}.


Radiance~ Masuda Takahisa fanlisting

Shei~

Sato~

Sato~

Pao-chan~

Yuzuki

Rubi
Maggie-chan

Ayumi-chan

Ma&Su


Pasiones


kely&hinata

kely&hinata

brand News day



TKA Subbers

Teppen mezase





Sweet Emotion

Ai no Tegomass

Stef del mal

Yuuki fics

Tenma



sushirabu

chibijapan

lemonfics

Karito♥







koi no ice cream

cookies and cream

Radiance~ Masuda Takahisa fanlisting



DBSK & SNSD





Eri-chan

Bel-chan
.

.{little artist}.


Massu kawai living for today blog

meli~ living for today

.

domingo, 21 de febrero de 2010

Una estrecha línea y 14 rosas de bienvenida [3/6]

título: Una estrecha línea y 14 rosas de bienvenida
autor: meli_sq
pareja: masuda/tegoshi
tipo: multichapter (pg-13)
argumento: El éxito profesional a veces significa hacer sacrificios. Durante sus vidas, hicieron millones de estos. Y cuando estuvieron cerca de la cima, ellos se conocieron, se volvieron amigos y se enamoraron, pero nuevamente, el trabajo les exije separarse.

nota: Los capítulos son relativamente cortos y pg-13 = shonen-ai.

previos: 01 02



Masuda metió sus manos a los bolsillos y se acomodó la bufanda una vez más, era hora de volver a casa. Hacía frío, y ganando el salario que ganaba, él pudo haber llamado a un taxi o aún mejor, comprar uno. Pero necesitaba caminar, necesitaba estar en la calle y no en su hogar, ese departamento solo se sentía vacío sin la compañía de su amado amigo.

Debido a la nieve, la caminata era lenta y sus piernas empezaban a pedirle una pausa. Cada vez la tarde era más oscura y algunos locales prendieron sus luces anunciando la pronta llegada de una noche helada. Masuda no tenía la intención de detenerse a descansar, sin embargo, cruzando la calle, algo reclamó su atención.

Ese aroma exquisito le era terriblemente conocido y no fue hasta que volvió la vista, que se percató que había llegado a la hermosa pastelería Basuketo, la mejor de la ciudad. Se paró en la puerta sin saber qué hacer, pero cuando las luces de la tienda también se prendieron, supuso que era una invitación, así que accedió a entrar.

Por dentro, la pastelería seguía siendo tan confortable y familiar como la recordaba, le producía una sonrisa y se preguntó cómo pudo estar tan distraído para no haberla notado. Esa calidez preciosa le permitió liberar sus manos del abrigo y el cuello de la bufanda, se sentía animado y durante unos momentos, Masuda se entretuvo deleitándose la vista con los postres y pasteles que exhibían.

“Masuda-kun, eres tú?” Una voz amable y alegre lo llamó desde el mostrador.

“Yamashita” sonrió, antes de caminar hacía su amigo y estrechar su mano.

“Pensé que estarías trabajando en el extranjero por unos años!” la sonrisa que llevaba el sujeto desapareció por un momento “no me digas que te dio pánico y huiste de regreso… te conozco, de vacaciones no estás”

“Es una larga historia.” Masuda lo empujó con simpatía. Yamashita era el dueño de Basuketo, una persona simple y dulce que no podía frecuentar a menudo, pero que respetaba y estimaba mucho.

Con la intención de conocer el motivo de su regreso, su amigo le invitó a comer y charlar, a lo que Masuda aceptó sonriendo y apuntó con el dedo los bollos con mantequilla que acababan de salir del horno. Yamashita se puso a su labor una vez recibida la orden, y además de los bollos, sirvió un par de tazas de chocolate caliente y un pequeño dulce para él. “Y… qué pasó con tu amigo simpático? Sigues saliendo con él?”

“No sé de qué hablas.” se rió Masuda. “Además, mira. Acaba de entrar una cliente. Acaso no tienes que ir a trabajar?”

“No. Yo soy el dueño, lo recuerdas?” Yamashita le sacó la lengua

“Va-go” su amigo dijo en voz baja mientras se metía un bollo a la boca.

“Disculpe. No están atendiendo?” preguntó la señorita que acababa de mencionar. Era bella, pensó Masuda, de buena figura y larga cabellera castaña. Seguro acababa de terminar su trabajo, puesto que llevaba consigo varias bolsas de compras, pero aún vestía el uniforme.

Ante la mirada ganadora de Masuda, el dueño tuvo que volver atrás del mostrador y luego de hablar con la joven para atenderla, alzó su voz para que su amigo lo oyera.

“Y entonces, Masuda-kun, vas a continuar siendo locutor nacional de ahora en adelante? O ésta es una de esas extrañas estrategias en las que consiguen más ganancias y oportunidades?” Preguntó Yamashita mientras metía el pastel en una caja y se burlaba, él sabía que Masuda no sería capaz de algo así.

“De hecho, hoy mismo volví a trabajar” sonrió y probó un poco del chocolate. “Antes de subir al avión, llamé al productor para preguntar si había forma de renovar mi contrato y la hubo.”

“Tuviste suerte!” Yamashita se rió “Yo que tu jefe, te despedía para que aprendas”

“Pues no sería bueno para el rating.” Le respondió animado.

“Masuda-san?” la señorita de las bolsas y el uniforme caminó hacia él. “Es usted el locutor de radio?”

“Una fan!” bromeó Yamashita.

“Pues, de hecho si!” la joven cogió la mano de Masuda sin siquiera dudarlo “Mi nombre es Airi Naoki, mi jefe y yo somos grandes admiradores suyos”.

“Airi-san” sonrió Masuda. “es un placer conocerte. Tienes unos ojos hermosos.”

La chica se dio vuelta un segundo y se cogió la cara “Uwaaaa~ Masuda Takahisa acaba de decir que tengo ojos hermosos!” Regresó a su posición normal. “Mi jefe no podrá creer que lo conocí! Se va a poner tan celoso cuando le diga que lo encontré en la pastelería Basuketo!”

“Él también oye el programa?” Masuda ladeó su cabeza con una sonrisa “Me siento muy halagado”.

“De hecho, es porque él lo escucha, que yo lo hago. Siempre dice que sus palabras son fascinantes” a la muchacha le brillaban los ojos.

“Que afortunado.” se acercó Yamashita y le entregó a ella un par de cajas “Aquí está su pedido”

“Mil gracias” Ella las tomó con dificultad y sonrió. “Mi jefe ama las tartaletas de fresa que hacen aquí.”

+++

“Prue-ba” Tegoshi forzaba un postre de aspecto dudoso frente a su cara

“Acaso quieres hacerme engordar?” Se rió nervioso Masuda, a lo que su amigo hizo un puchero y pinchó su cachete con un dedo para que le hiciera caso. “Esta bien, esta bien.”

Masuda abrió la boca lentamente mientras Tegoshi observaba de cerca con curiosidad para adivinar por sus próximos gestos sobre el sabor de lo que horneó. Le había tardado horas preparar esa tarta y gracias a ello, su cocina ahora parecía campo de guerra.

En realidad no era la primera vez que Masuda iba a su casa a tomar el té, pero si era la primera, en la que él cocinaba.

Lo mordió.

Masuda apretó fuerte los párpados mientras saboreaba en silencio la tarta y una vez el dulce hubo pasado por su garganta, abrió nuevamente los ojos con una expresión de sorpresa y se burló del rostro confundido del otro chico.

“De hecho-“Empezó a hablar “esta muy bueno. Pruébalo”.

Masuda ni siquiera espero a que Tegoshi respondiera y empujó el postre sobre su boca. No se lo esperaba y también cerró los ojos por la rapidez del acto, pero entonces Tegoshi empezó a masticar, le gustó y se rió maravillado ante su propio éxito.

Por alguna razón, Masuda se quedó callado luego de aquello, sólo observaba el rostro de su amigo por lo que pareció un largo momento. Tegoshi alzó una ceja e iba preguntar qué pensaba, pero cuando éste se sonrojó un poco y desvió la mirada, de inmediato lo supo.

Eso lo hizo sentir inmensamente feliz.

“Takahisa-“Tegoshi lo llamó para que lo mirara y cuando éste lo hizo, unió su boca a la suya.
Masuda sonrió en medio del beso, los labios de su amigo eran tan suaves que empezó a acariciarlos cariñosamente antes de cogerlo por el brazo y atraerlo más a sí.

Sus cabezas cambiaban de ángulo de vez en cuando mientras las manos de Tegoshi reposaban perfectamente en el pecho del otro. El momento era casi tan dulce como aquella tarta que comieron y ambos podían sentir el sabor a fresa entre sus lenguas.

De repente una alarma empezó a sonar, era la del horno y Tegoshi tuvo que levantarse del sofá para sacar las otras tartaletas.

“Necesitas ayuda, Yuya?” Masuda asomó su cabeza en la cocina e hizo una mueca horrorizada “Quizás deba quedarme a limpiar…”

“No es necesario” se rió Tegoshi mientras sacaba lo último del horno. “En su lugar, podrías ir sirviendo el té?”

Masuda accedió y se dirigió al comedor. Casi se cae por olvidar la presencia de una pequeña grada en el suelo, pero de inmediato se repuso y se fue a sentar.
Instantes después, Tegoshi salió de la cocina con un par de platos en ambas manos y por un momento, estuvo tan absorto en su felicidad que también olvidó ver por dónde caminaba y tropezó.

Su corazón se detuvo viendo como los platos caían frente a él, y tan preocupado estuvo de ello que por poco olvidó el doloroso impacto que tendría su barbilla contra el suelo en cualquier momento.

Sin embargo, cualquier ilusión que hubiese tenido se rompió cuando sintió una mano firme sujetando su muñeca y jalándolo hacía atrás, hasta que su propia frente chocó contra algo suave y cálido. Unos brazos lo estrecharon ligeramente y cuando alzó la vista, se encontró con la amable mirada de su amigo.

Por alguna razón, el susto había sido grande y cuando volvió la vista, se topó decepcionantemente con varios pedazos de vidrio y tarta en el suelo.

“Estas bien?” preguntó Masuda acariciándolo por detrás de la cabeza

“Si” Tegoshi volteó a agradecerle, pero sus ojos se abrieron en shock al ver que éste tenía un rasguñón en la mejilla y sangraba. “Taka!”

“Eh?” Masuda se tocó la herida mientras Tegoshi corría a traer algodón, banditas y agua. “No tienes que preocuparte.. Algún pedazo de vidrio debió salir volando sin que lo note, pero no duele nada”

“Es mi culpa, lo siento.” Tegoshi lo llevó al sofá e intentó curarlo cuando sus ojos empezaron a verse más brillantes y su mirada se sentía más triste.

“Yuya-” Masuda lo alzó por el mentón cuando éste bajó la cabeza para disculparse.

“Lo siento.” Susurró una y otra vez.

+++


La señorita intentó acomodar sus compras para llevar mejor las tartaletas en lo que Yamashita iba a guardar el dinero; sin embargo, cargaba demasiado y unas bolsas se desparramaron al suelo.

“Oh no.”

“Déjeme ayudarle, Airi-san” Masuda levantó todo lo que se había caído y tras un poco más de plática con la joven, quien le agradecía su cortesía, se despidieron y ella salió por la puerta.

“Masuda-kun, esto es tuyo?” preguntó Yamashita que acababa de recoger una bolsa pequeña del piso.

“No, pero debe pertenecerle a la señorita” Masuda supuso. “Porqué? Qué es eso?” preguntó ante la mirada seria del otro.

“No estoy seguro pero-“ Yamashita puso la bolsa en manos de su amigo. “Creo que es un somnífero.”

“Airi-san?”

Hay una estrecha línea entre la apariencia y la verdad.


------------------------------


Quiero agradecerles inmensamente a todos x su apoyo.
Un mundo para ustedes♥
Ah! y... He decidido que Asashi (la canción del display) va a ser el tema de este fic xD, normalmente cambio de música x cada nueva historia, así que por favor, escúchenla.

5 comentarios:

Rubi dijo...

es realmente dulce ese momento meli!!

comiendo tarta *-*
eso se antoja jajaja xD
voy a fantasear con tegomass comiendo torta de los labios del otro todo el dia

gracias por eso meli ^^

asi qe airi le dio un somnifero a tegoshi!! >.<

como se le ocurre!!

este fic cada vez se pone mas interesante, ya qisiera saber qe más pasa

nos estamos leyendo!!

bye bye


pd. me pondre a escuchar la cancion atentamente y a buscar la letra jeje ^^

mELicHAn dijo...

waaa muchas gracias rubichan!
hehe no sé xq no me podía quitar la imagen de tegomass besandose con una tarta cuando quería hacer el recuerdo de Massu xD.

Estoy feliz q te guste♥
y... y en serio u_u espero que siga siendo interesante, he perdido tanta confianza en mi misma aish~
bueno preciosa xD ahí nos vemos!
te quiero un montón~

22 de febrero de 2010 08:42

lovely_nyappy dijo...

wuuua me encanto Meli-chan
wua mori con el beso y la tarta
tan liindoos
que momento más liindoo :3
nnooo!! Meli-chan no digas esoo
eres buenisisisimaaa
Ganbatte ne
pd haha yo tambien me pondre a escuchar la canción
es muuy liindaa xDD
espero el otro con ansias
bye byee

estefania desu

mELicHAn dijo...

♥♥♥
*se siente agradecida*
eres muy amable linda~ no sólo x decir q te gusta, sino xq comentas, te gusta el tegomass q amo y... q te emociones, me emociona xD♥.

Tus comentarios me dan más confianza, trataré de publicar mañana la siguiente parte en la tarde~ quizás, si mi madre no me ojeara cada vez q me pongo a escribir ¬¬ y si! xfavor, escucha la canción xD

lovely_nyappy dijo...

haha ya estaa woow
:3
animoo!!

 
Œ

Diseñado por: Compartidísimo
Modificado por: Living for today